“La Ola”: Experimento sociológico que recreó un régimen fascista en un aula de EE.UU

votar

En 1969, Ron Jones, un profesor de historia de la Escuela Superior Cubberley en Palo Alto (California) llevó a cabo un experimento sociológico que consistía en la recreación experimental de la Alemania Nazi con estudiantes de una de sus clases sin que ellos supieran que estaban participando en dicho experimento.

Debido a la imposibilidad que tuvo Jones para explicar a sus alumnos el por qué los ciudadanos alemanes (particularmente los que NO eran del Partido Nazi) no se opusieron ni se rebelaron contra un sistema que exterminó a millones de judíos y a otros, considerados “indeseables”, diseño y llevó a cabo un experimento sociológico que duraría una semana, durante el cual recrearía un modelo experimental de la Alemania Nazi en una de sus aulas. Llamó a este experimento “La Ola”

DÍA 1. “FUERZA A TRAVÉS DE LA DISCIPLINA”.

En el día 1 del experimento, el profesor Jones comenzó a explicar una nueva idea: “Alcanzar la fuerza a través de la disciplina”. Comenzó a inculcar a sus alumnos que para llevar a cabo algo con éxito en la vida, hay que tener disciplina. Puso ejemplos de deportistas de élite, bailarinas de ballet clásico, gimnastas, etc. “Sin duda, ninguno de ellos nunca hubiera conseguido nada sin disciplina”.

Después, indicó a sus alumnos que la disciplina comenzaba con pequeñas cosas. Dió una serie de pautas de como sentarse correctamente: “Los pies apoyados en el suelo, y la espalda recta y las palmas de las manos encima de la mesa“. Al cabo de unos segundos, todos los alumnos estaban sentados de la forma que Jones había ordenado. Les hizo realizar unos pequeños ejercicios, levantándolos de sus sitios y cronometrando cuanto tardaban en sentarse de esta nueva forma en el aula. Después repitió el ejercicio haciéndoles salir de la clase y haciéndo que entraran para sentarse en su sitio en silencio absoluto. Fue todo un éxito. Los alumnos empezaban a comportarse como un todo.

Tras este ejercicio, el profesor Jones introdujo nuevas reglas:

  • Todos los alumnos deberían llevar un lápiz y un papel para realizar apuntes.
  • Todos los alumnos deberían levantarse de su asiento y colocarse en un lateral cuando quisieran hablar.
  • Todos los alumnos deberían comenzar la frase con las palabras “Mr. Jones…” (tanto si emitían una pregunta, como si la contestaban).

Una vez explicadas las reglas, realizó una serie de preguntas a sus alumnos preguntándoles la lección. Los alumnos que no cumplían las reglas eran de alguna forma sancionados, ya que no estaban siendo disciplinados. Al cabo de unos minutos, TODOS los alumnos de la clase habían asimilado las reglas, y las aplicaban de forma automática. Estaban perdiendo su pensamiento individual.

DÍA 2. “FUERZA A TRAVÉS DE LA COMUNIDAD”.

Al día siguiente, el profesor Jones se quedó muy sorprendido cuando entró en su clase. Todos los alumnos se disponían en sus asientos de forma disciplinada, como se hubo explicado durante la anterior clase. Jones aprobó esta actitud disciplinada.

Durante el día 2, les habló de que la fuerza se consigue a través de la comunidad. Cada miembro ha de apoyarse en otro miembro del grupo para lograr un objetivo común. Puso ejemplos (inventados) de como él mismo había conseguido ganar la copa de su colegio gracias al esfuerzo del grupo, de que unos se ayudaban unos a otros.

Para hermanar a todos los miembros de la comunidad era necesario crear un símbolo; un símbolo que representara la fuerza que representa la comunidad. Todos los miembros servían a esa comunidad.

El símbolo elegido fue el de una “Ola”, ya que tiene dirección, empuje e impacto. Una ola es fuerte. Además de ello, se inventó un saludo para los miembros de la comunidad (similar a los utilizados en el partido Nazi).

Una vez hubo explicado esto a sus alumnos, los hizo levantarse de su asiento por grupos y recitar las frases que se habían explicado hasta ahora: “Fuerza a través de la disciplina, fuerza a través de la comunidad”. Tras unos segundos, TODA la clase se hallaba levantada gritando las consignas. Para concluir, el profesor Jones realizó el saludo que se había inventado. Toda la clase le siguió. Como deberes, instó a sus alumnos a inventarse la bandera de la nueva comunidad “La Ola”. La pondrían en su clase al día siguiente.

DÍA 3. “FUERZA A TRAVÉS DE LA ACCIÓN”

El profesor Jones no cabía en su asombro de los matices que estaba tomando este experimento. Realmente estaba llegando mucho más lejos de lo que él pensó que sería en un principio. Los alumnos de su clase le saludaban por los pasillos con el nuevo saludo inventado en clase. En el aula, ondeaba ya una bandera del movimento “La Ola” en su clase.

Durante el tercer día, la consigna fue la siguiente: “Fuerza a través de la acción”. Jones fabricó unas tarjetas de membresía para todos aquellos que quisieran formar parte de movimiento. Todos los alumnos la quisieron. Además, tres de las tarjetas estaban marcadas con una X roja, lo cual significaba que el poseedor de esa tarjeta estaba autorizado para reprender a aquellos alumnos que no siguieran con las premisas establecidas.

Además de ello, el profesor autorizó a estos miembros especiales a denegar el acceso al aula a personas que no pertenecieran al grupo. Junto a estas nuevas premisas, les enseñó un procedimiento para incluir a nuevos alumnos al movimiento (los cuales debían conocer y seguir todas las premisas). Al acabar el tercer día, se habían unido más de 200 alumnos. La masa crecía sin ningún control, y el profesor comenzó a asustarse de los resultados de su experimento.

DÍA 4. “FUERZA A TRAVÉS DEL ORGULLO”

A pesar del miedo del profesor Jones, decidió continuar con el experimento un día más. Los alumnos realizaban el saludo que habían aprendido por los pasillos de clase.

Algunos de los alumnos realizó críticas sobre este movimiento autoritario. El resultado fue que los miembros de “La Ola” tomaron represalias violentas con aquellos que las hubieron hecho. Verdaderamente los alumnos habían hecho suyos los principios del movimiento, y los defendían a muerte.

Durante el cuarto día, uno de sus alumnos le entregó un artículo de la revista Times en el que salía una gran ola con un determinado mensaje. El alumno le preguntó si era un código secreto. El profesor Jones decidió aprovechar este acontecimiento para diseñar una conclusión a su experimento.

Jones les dijo a sus alumnos que sí. Que, en realidad, miles de escuelas de todo el país habían estado reclutando a jovenes para que se unieran al movimiento que había demostrado ser eficaz y resolutivo. Les explicó que si habían podido cambiar una sola clase, podrían cambiar el estado, después el país, y después el mundo. También les dijo que al día siguiente iba a comparecer el “líder nacional” para explicarles que “La Ola” se iba a convertir en un movimiento nacional.

Los alumnos se lo creyeron. No solo es así, sino que además estaban muy entusiasmados con la idea. “La Ola” era eficaz, había dado resultados y podían cambiar el mundo utilizando esos mismos principios.

Jones les dijo que al día siguiente se celebraría un gran acto en el gimnasio de la escuela, donde el cuál se pondrían pantallas de televisión que anunciarían el mensaje del lider nacional.

Los alumnos, que sentían el movimiento como suyo, decidieron que todos debían de vestir de una misma forma para asistir al acto. Además harían banderas, brazaletes y colocarían un puesto de reclutamiento frente al gimnasio para que todo el mundo se uniera.

Día 5. “FINAL DEL EXPERIMENTO”.

El profesor Jones había decidido el final del experimento. Los alumnos se encontraban en el gimnasio eufóricos, con estandartes y brazaletes con el símbolo del movimiento. Todos iban vestidos de igual forma. Todos realizaron el saludo al profesor Jones al subir al escenario repitiendo las consignas. Los alumnos esperaban al lider nacional para que les dijera el mensaje que estaban esperando.

Apagaron las luces del gimnasio, y el profesor Jones conectó los televisores que anunciarían el mensaje. Los alumnos estaban espectantes.

Tras varios minutos nada pasó. Ninguna persona salió hablando por aquellos televisores. Ningún lider nacional. Los alumnos se empezaban a impacientar. Uno de ellos se levantó y preguntó en voz alta “¿No existe ningún lider verdad?”.

En estos momentos, el profesor Jones les contó la verdad:

¡No hay ningun líder! No existe ningún movimiento juvenil nacional llamado ‘La Ola’. Habéis sido utilizados. Manipulados. Nadie os obligo a hacer lo que habéis hecho. No sois mejores ni peores que los ciudadanos de la Alemania Nazi que hemos estado estudiando. Habéis cambiado vuestra libertad por la comodidad de la disciplina y la superioridad. Elegisteis aceptar la voluntad del grupo y su gran mentira, olvidándoos de vuestras propias convicciones.

Una vez concluyó, encendió un proyector y puso las imagenes del Desfile de Nuremberg de 1936 e imagenes espeluznantes sobre los campos de exterminio. Los alumnos estaban desolados. El profesor Jones comenzó a hablar:

“A través de la experiencia de la última semana todos hemos podido comprobar lo que era vivir y actuar en la Alemania nazi. Hemos podido experimentar las sensaciones que se tienen al crear un entorno social disciplinado. Para construir una sociedad especial. Jurar lealtad a la sociedad. Reemplazar la razón con reglas. Sí, todos nos hemos convertido en buenos alemanes. Nos hubieran puesto el uniforme. Hubierais convertido a vuestros amigos y vecinos en indeseables, y después los hubieráis perseguido. (…) Hemos visto que el fascismo no es algo ajeno. No, está aquí. En esta sala. En nuestros propios hábitos personales y estilo de vida. Rascad en la superficie y saldrá flote. (…)

Esta es la lección final. Esta última lección es quizás la más importante de todas. ¿Os acordáis de la pregunta? Si no recuerdo mal, fue algo así: ¿Cómo pudo el soldado alemán, el maestro, el conductor de ferrocarril, una enfermera, el recaudador de impuestos, el ciudadano medio, alegar que cuando finalizó el Tercer Reich, no sabían nada de lo que estaba pasando? ¿Cómo pudo un pueblo ser parte de algo y luego cuando todo hubo acabado decir que ellos no habían estado involucrados? ¿Cuáles pudieron ser las causas para que no recordaran su propia historia?”

Si la mentalidad fascista arraiga, nunca haréis caso a vuestros amigos y familiares cuando os digan que estáis renunciando a vuestra libertad individual por órdenes dictoriales y lideres que jamás habéis visto. No admitiréis que estáis siendo manipulados. Ni que os habéis convertido en seguidores. Aceptáisteis “La Ola” como una forma de vida. Jamás os planteáisteis si estaban bien o mal los acontecimientos que estaban sucediendo. (…)

Este fue el fin del experimento. Lo que llegó a demostrar el Profesor Ron Jones fue algo asombroso. A pesar de todo, seguimos siendo animales sociales. Demostró que mediante una serie de acciones, es posible inducir a una gran masa de personas a actuar sin pensar siguiendo a un lider, a convertirlos en personas con un único pensamiento que no se cuestionan sus actos, ya que son deseos de su lider. Se sienten parte de esa comunidad. Es su forma de vida.

Sobrecogedor…

MATERIAL RECOMENDADO:

¿Te ha gustado el artículo? Vótanos en Bitacoras.com. ¡Con un simple gesto contribuyes a que nos sintamos motivados para continuar escribiéndoos nuevos artículos! ¡Gracias!

votar¿Te ha gustado el artículo? ¡Vótanos en Bitacoras pinchando en la imagen superior!¡Gracias!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociología y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a “La Ola”: Experimento sociológico que recreó un régimen fascista en un aula de EE.UU

  1. Pingback: "La Ola". Experimento sociológico que recreó un régimen fascista en un aula de EE.UU

  2. RoTT dijo:

    Vaya por delante que no he visto la peli, pero si me he leído todo el articulo y sin verla creo saber por donde quieren llevar los tiros.
    Es cierto que esa fue la clave que hizo que la sociedad en general no levantara la voz contra lo que pasaba, también es cierto que no sabían al 100% lo que pasa y solo sabían los que le contaban, como en todo buen estado dictatorial. Pero…
    Veo que se critica el hecho de que la gente en este caso concreto, los escolares, sigan una férrea disciplina, lo que les hará que sean manipulables, de acuerdo, pero que yo sepa en EEUU se canta el himno en todo momento y situación y tienen la bandera de referencia, no es criticable ni mucho menos, pero también es una forma de adoctrinar a la gente.
    También está demostrado, que Hong Kong tiene uno de los sistemas de estudios mas efectivos del mundo y lo hacen por medio de la doctrina de los chavales desde pequeñitos, y siguen pensando por ellos mismos, y son los mejores.
    A fin de cuentas todos buscamos reunirnos en círculos de gente que comparte lo que nosotros y siempre terminaremos tendiendo a hacer “ caso “ a un solo individuo que estará por encima de todos, no con una bandera y un cargo, sino con su simple presencia, cosa que se pudo ver en el 15M. Todos eran independientes, todos con sus propias ideas, pero un marco común, lo que termino en un acuerdo común redactado por menos de la mitad de la gente que estaba allí y al final todos comparten lo mismo.
    ¿ No es la misma idea, pero en el polo opuesto ?. Siempre es más fácil seguir que hacerse el independiente, xk salvo que te quieras aislar, siempre vas a seguir una corriente, inclusive la corriente de los que no siguen corrientes jeje.
    Creo que importante recordar lo que pasó y analizar sus causas para que no se vuelva a repetir jamás, pero a modo práctico, un país que es uno, es imparable.

  3. Lo que viene a demostrar el experimento es que, la sociedad alemana no se opuso al régimen por que estaban tan metidos en él, que no se cuestionaban ninguna de sus acciones.

    Todo lo que el artículo habla (disciplina, unión, etc) está muy bien si no te manipulan. En el experimento, el profesor era la figura de autoridad. Si una figura de autoridad te dice que las personas que no forman parte de tu comunidad son “escoria”, tú le haces caso a tu lider porque te sientes parte de esa “gran familia” que todos juntos formais.

    A lo mejor si viene diciendote desde el primer momento que determinado grupo de gente son “indeseables”, no le haces ni caso… Pero si te da ese entorno de seguridad, ese entorno en donde la disciplina es importante, donde todos formáis una comunidad, empiezas a adoptar ese tipo de acciones como tu forma de vida.. Después viene la manipulación, el que pueden reprender a alguien por no seguir las directrices de la comunidad, y el que aquellas personas que no las sigan, están por debajo.. Y ESO, es lo peligroso.. Ahí ya se ha perdido la libertad individual y se ha adoptado las normas del grupo.

    Hay una frase que dice:
    1º: No porque lo haga la mayoría, es la acción correcta.

    Y otra que dice:
    2º: Siempre que te encuentres en el bando de la mayoría, hay que pararse y reflexionar.

  4. RoTT dijo:

    Por lo menos estamos de acuerdo en el punto del pueblo Alemán, eso es un avance.
    Ahora los peros..
    Vamos a centrarlo en casos prácticos para que se pueda ver nítidamente.
    Escalando el caso pero en nivel parecido , aunque sin violencia, se pueden decir a las rivalidades de las universidades de Oxford y Cambridge.
    Se pasa un año alentándose para ganar a la universidad de enfrente en la regata esa, no es lo mismo que el pueblo alemán contra los judíos ?. Es exagerar, ya lo se, pero es a fin de cuenta lo que se hace.
    El tema de lo que pasó allí, que los que dirigían al pueblo estaban locos, y por lo tanto eso genero en violencia. Pero si vemos el bando del enfrente al Alemán, el valiente pueblo Ruso, esos, iban a la lucha de 2 en 2 , uno con arma otro sin ella… que no les diría el General Ruso de turno para convencer a una persona a salir al campo de batalla sin fusil…

    La clave son los lideres, que sean honrados, honestos y no bélicos, y tienes un gran líder, pero como pasa siempre, que puede tocar el que no debe, pero si analizas la historia nuevamente, puedes ver que los hechos pasados en Alemania podían en desembocar en lo que pasó.

    Y en cuanto a tus preguntas.

    También hay que tener claro una cosa. No por ser mayoría, tiene que ser malo.
    Hay que darse cuenta de que a veces la gente huye de las mayorías por puro miedo a seguir a la gente, y al final termina siguiendo a otro bando, con menos gente, pero corriente a fin de cuentas.

    Pero no siempre, pero si la mayoría de la gente sigue una cosa, tiende a ser algo mejor que cuando lo hacen las minorías, es por pura estadística, todos prefieren el coche para ir a Mostoles, aunque sepan que en bici contaminan menos. Así que muchas veces tienen que pararse los independientes para ver si lo que están haciendo vale realmente la pena.

  5. No estoy de acuerdo en que si la mayoría hace una cosa, será por que es lo mejor… Pero ojo, no estoy diciendo que TODO lo que se haga cuando se es una mayoría es malo, eso es absurdo.

    Pero imaginate en España, fijate en las anteriores elecciones. La mayoría de la gente decía: “Para que voy a votar a uno u a otro si ya se sabe cual va a salir”… O eso de… “Como lo hace todo el mundo, pues yo también lo hago” refiriendose a algo que se sabe que está mal.. Pero es ese sentimiento de.. Ah, como lo hace todo el mundo… pues yo también.

    Hay una película muy buena que se llama “12 hombres sin piedad”, en el que un jurado popular tiene que condenar a un hombre por asesinato.. Te recomiendo que veas la película para que veas el tema de mayorías y minorías!

  6. Pingback: La Tercera Ola | Querida locura

  7. alba dijo:

    Soy antifascista pero al ver la pelicula me sobrecogio la facilidad que tiene la demagogia para involucrarnos en una idea sin nisiquiera tiempo para pensar en ello ahora mismo si nos preguntan sobre un 4 reich los alemanes dirian rotundamente que no pero viendo este tipo de experimento se puede llegar a la conclusion de que no es tan sorprendente. q que los alemanes se dejaran llevar como una ola.Pero tambien hay que resaltar que durante el tercer reich los alemanes en las elecciones a pesae de la violencia empleada y la demagogia gano las elecciones pero no consiguio la mayoria

  8. peter brown dijo:

    Este mismo experimento es totalmente extrapolable a la ideología comunista, tan en boga con Podemos y con el que comparte 100% de metodología y objetivos, y que no se ha juzgado y condenado como el Nazismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s